viernes, 19 de octubre de 2018

Por el hecho de ser mujer

     Pues sí, este concepto “por el hecho de ser mujer”, es la agravante tenida en cuenta por el juez para elevar a 24 años de cárcel la condena a un hombre por propinar 11 cuchilladas a su esposa en abril de 2016 en Benidorm. 
     Desgraciadamente tenemos que dar noticias relacionadas con la violencia hacia las mujeres con cierta regularidad; violencia que llega hasta el asesinato al menos tres o cuatro veces al año. Hablo siempre en la provincia de Alicante, que es la que cubrimos. 
     En el juicio ya quedó claro la clase de miserable y rastrero que es. La hija de la víctima, de 16 años, declaró: “era agresivo y malvado, y las dos le teníamos mucho miedo. Llevábamos 10 días durmiendo juntas y ya no le dirigíamos la palabra. Por la noche, en cuanto veíamos que llegaba con el coche nos íbamos corriendo a encerrarnos en la habitación”. 
     Lo que ya tuvo que dejar traspuesto al Jurado fue lo que este tipo dijo de su esposa: “mi mujer tenía algunas cosas buenas. Era un despelote en la cocina. Cocinaba muy bien”.
     He asistido a muchos juicios y he escuchado de todo pero esa expresión ya es que te trastoca el sentido. Tras matar a su mujer, este animal (pido perdón a todos los animales por compararos con esta escoria) intentó cortarse el cuello pero lo que consiguió es quedar incapacitado en una silla de ruedas. Ya no podrá escapar de la cárcel y ni mucho menos corriendo.
     Cada vez que tenemos que dar noticias de este tipo, sufrimos un espasmo en el estómago. Nunca lo he entendido, no lo entiendo y nunca lo entenderé. Maltratar, pegar, matar a una mujer sólo por serlo; cuando sale algún caso por la tele mi madre dice “¿para qué se casan si luego las matan?” Quizá es que sólo buscan una mujer porque ellos no saben ni limpiarse los zapatos. 
     Puede que me hablen de educación, de estratos sociales, influencias del entorno o de otras variables. Eso lo dejo a los expertos. Yo como aprendiz de mucho y maestro de nada (eso somos en nuestra profesión) tendré que seguir difundiendo noticias de este tipo. Y me temo que durante bastante tiempo más. Hasta ahora, ha dado lo mismo la nacionalidad o si son ricos o pobres. No hay un perfil fijo. Extranjeros, españoles, tanto si viven en una chabola como en una mansión de 300 metros² en la costa de Orihuela.  
    Mis más cercanos ya saben que no tengo experiencia de relaciones románticas con mujeres, más allá de la normal amistad. Pero, hay una norma básica, elemental y primaria en todo tipo de relaciones humanas y en la que creo firmemente: RESPETO.  

miércoles, 10 de octubre de 2018

Diputaciones y sus carreteras


El domingo pasado me acerqué a Fontanares ya que tenía curiosidad por conocer su mercadillo. Menuda sorpresa al ver un puesto de calabazas y otros vegetales de un hombre ya mayor, en el que había una garrafa de aceite “Agulló”. Le dije al hombre: “este aceite es de mi pueblo, de Caudete”. Y me dijo: “muy buen aceite el de Caudete, muy bueno”. Salvada la anécdota quería llamar la atención de la forma de actuar de algunas diputaciones con las carreteras de su competencia. El tramo de la provincia de Alicante está en estado aceptable en general.


Pero el de la provincia de Valencia sigue en estado deplorable en algunos puntos. Menos mal, (qué generosos) que te lo advierten.

Si no recuerdo mal, el último arreglo integral que se hizo fue tras la gota fría de 1989. Este tramo hasta Fontanares depende de la Diputación de Valencia.
Diputación Provincial de Valencia. Sí esa de la que un señor llamado Alfonso Rus ha sido marqués, conde y duque, y gran expoliador y saqueador de dinero público (presuntamente).
Alfonso Rus, caudillo de Játiva por la Gracia de Dios se llenó (presuntamente) los bolsillos con billetes de 500 mientras tenía infraestructuras básicas hechas una pena. ¿Cuánto dinero público se ha volatilizado(*) en tonterías, chorradas, desmanes, comisiones, sobornos o ruinosos sueños megalómanos? Da vértigo pensarlo. Y lo básico, o no se hizo o se hizo con cuenta gotas. Da mucha, mucha, mucha pena.

(*) Lo de volatilizado es un decir. El dinero no desaparece, cambia de manos. 

sábado, 6 de octubre de 2018

Pongamos que hablamos de las fechas de las Fiestas

Quizá fue gracias a mí (y no quiero ser presuntuoso), que los gobernantes se percataran de la abundante y peligrosa vegetación que creció en los marginales de la carretera de Villena. Como sucede cada año. (Ver blog del día 12 de julio). Al menos hasta ese día no había oído ni una mosca. Nada sobre el asunto. Ya, por fin, han pasado la cortadora y el tema lo considero superado; si el PP y el PSOE se quieren morder mutuamente, allá ellos. No se lo voy a impedir. Si bien, para mí, está claro quién es la responsable por dejación: se llama Diputación Provincial de Albacete. A ver qué pasa el año que viene.
Mientras se arañan como gatos por este asunto, me resulta llamativa la forma en la que los dos se han lanzado contra Ciudadanos por la iniciativa que presentó en el último Pleno sobre el cambio de las fechas de celebración de las fiestas.
Durante mi cuarto de siglo de vida laboral en Alicante he aprendido que hay tres cosas con las que no hay que meterse: el Hércules, la Santa Faz y las Hogueras. También allí hay debate sobre si fijar la Cremá (24 de junio) siempre en fin de semana. Pero por ahora no hay nada. Se comenta un año tras otro pero más.
Aquí también parece que tocar algo de las Fiestas es tabú. No obstante, a lo largo de las últimas décadas ha habido cambios, como la supresión de la Entrada de las Colonias, el traslado de la Retreta al día 5 por la noche o la modificación del itinerario del desfile de la Enhorabuena.
Un cambio de fechas, en efecto, conlleva analizar muchas más variables. Pero, ¿pasa algo por pulsar el sentir general sobre la conveniencia o no de ese cambio? Parece que es que se pretenda hacer ya el año que viene. No, no es así. Esto sería (y lo pongo en condicional) a muy largo plazo. 20, 40 o, quizá, 50 años.
También he leído la resolución de la Asociación de Comparsas tomada en su última Junta Directiva. En efecto, por ahora no hay ninguna petición y el sentir general de las comparsas es de no tocar el asunto. Y coincido en que hay cosas que mejorar.
Me parece muy bien. Si el sentir general es que no, pues no. Una persona, no hace mucho, me decía: “eso nada más lo pensáis los que estáis fuera”. Puede ser. Cada vez nos resulta más complicado tener vacaciones durante las Fiestas; y esto va a peor. Si dentro de unos años sólo pueden salir los que viven de forma permanente en el pueblo, pues nada. A aceptarlo.
El bienestar de la mayoría es más importante que el la minoría. Así que esa minoría se tendrá que aguantar por no poder estar en las Fiestas de Moros y Cristianos. Ya nos gustaría a muchos vivir y trabajar aquí, pero la tarta da lo que da. Y si no da para más… (gesto y suspiro de resignación).
Por cierto, hay quienes trabajamos fuera pero seguimos empadronados aquí, pagamos nuestros impuestos aquí y traemos dinero al pueblo. Y en mi caso, soy socio de los Moros y de la Antigua. Por tanto, me considero legitimado para opinar sobre el tema.

Para terminar por hoy esta nueva página de pensamientos, diré que me alegro mucho de la decisión que ha tomado el Gobierno de Pedro Sánchez de suprimir esa imbecilidad creada por el Ejecutivo de Rajoy del llamado  “impuesto al sol”. ¿Por qué en mi casa, en mi propiedad, no puedo tener un dispositivo solar de generación y almacenamiento, y conectarlo a los dispositivos que yo quiera? Es que era surrealista. 

sábado, 29 de septiembre de 2018

La penúltima

Como los partidos políticos están ya de campaña electoral, digo de cara a las municipales, autonómicas, europeas y, quién sabe, generales, voy a lanzar la penúltima propuesta, no sea que alguien se la apropie, copie y plagie. Esto último está tan de moda que hay que ser meticuloso. Hace como 10 años le sugerí al entonces equipo de gobierno que mirara las subvenciones que daba el Instituto para la diversificación y el ahorro energético (IDAE) para la sustitución de las lentes de los semáforos (usan lámpara incandescente halógena) por lentes de diodos led. Las ventajas estaban claras; el consumo se reduce un 75%, mucha más duración y se evita el llamado “efecto fantasma”. El sol no incide en la parábola reflectante que tienen los convencionales y no hay sensación de luces encendidas que, en realidad, están apagadas.
                                           Imagen: Metrolight

Los fabricantes ofrecen semáforos sin viseras ya que el sol no les afecta. Este elemento, imprescindible con lámparas convencionales ha pasado a ser secundario. No obstante, por lo que he visto, en sitios donde nieva o la radiación solar es muy fuerte, sí las mantienen ya que al cabo de los años el policarbonato se vuelve traslúcido por efecto del sol. Pero eso es otro asunto.

Menos mal que en este caso, la idea que lancé no fue considerada. Menos mal, insisto. Y es que aquello resultó un fiasco monumental. Al cabo de poco tiempo, todas las lentes que distribuyó el IDAE empezaron a presentar fallos parciales de modo que el disco parecía un pastel mordido. Este es un ejemplo.
                                Huelva
 Según me explicó un funcionario del área de Tráfico del ayuntamiento de Alicante, encargado de gestionar toda la red, se importaron miles y miles de lentes de Asia que presentaban un problema: no fallaban los diodos led sino las soldaduras. Con el paso del tiempo y la dilatación y contracción que sufren los materiales, dichas soldaduras perdían el contacto eléctrico son los diodos y, claro, estos no funcionaban.
Naturalmente, el IDAE siguió proporcionando lentes nuevas a los ayuntamientos que reclamaron por ese defecto de fabricación. Unas tardaron más, otras menos, pero todas han ido fallando. No voy a decir de qué país venía ese producto para que no me llamen racista. Pero nos lo podemos imaginar. Fallo grave del Gobierno de entonces; lo barato, al final, sale caro.
Salvado este asunto, en el presente fotomontaje algo casero,  planteaba programar una nueva fase verde en el giro a la izquierda desde la avenida de Villena y Joaquín Pascual hacia la calle del Molino, bien en sentido centro o sentido hacia la Cooperativa. También se debería recuperar la fase verde única en cada sentido de la calle del Molino ya que ahora actúan las dos a la vez. Todo esto implicaría, claro, reajustar la duración de las diferentes fases tanto para vehículos como para peatones. 

Ejemplo de un cruce actual:
                   Tarrasa (Barcelona)

Sí, ya se que esto sale más caro y hay prioridades. Alguna subvención habrá en Diputación, la Junta o en la DGT. Hablamos de mejora de la seguridad vial. 






viernes, 28 de septiembre de 2018

Artículo 20

Bueno, ya he visto a los ingenieros jefes de obra poner las marcas en el Camino de Los Molinos y todo apunta que pronto veremos en ejecución el desdoblamiento de la carretera.
Y a lo que iba.
Menos mal que ha sido la izquierda la que ha lanzado la idea de revisar la legislación europea sobre la libertad de expresión. Si llega a ser la derecha se habría montado la batalla de Bailen. Dice la Sra. Calvo que “la libertad de expresión no lo resiste todo, no lo acoge todo".
1.- Cierto. En los últimos años, muchos se han tomado el artículo 20 de la Constitución por el pito del sereno.
2.- Cierto. Se reconocen los derechos a “expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”.
Pero no es menos cierto que PP y PSOE han prostituido este artículo a través de sus canales mediáticos, filtrando informaciones insidiosas contra el adversario. Algunas eran verdad; pero otras eran meras difamaciones.
Yo siempre he estado (y estoy) en contra del amarillismo, del sensacionalismo, de la mera mentira con tal de ganar ventas o audiencia.
La prensa libre es, en efecto, garantía de democracia. Ahora bien, no metamos en el mismo saco a los medios serios y a los profesionales de las “fake news”.
Una cosa es la información rigurosa, contrastada y elaborada, y otra es la cantidad de basura que se está vertiendo de norte a sur. Y en buena parte son responsables los políticos. ¿Operación derribo del Estado? No, el Estado es fuerte; son ustedes los débiles.
No hagan como los soberanistas catalanes, que hablan de que se ataca a Catalunya cuando les atacan a ellos por su persistente ofuscación. O como hacía Franco, que hablaba de ataques a España cuando la comunidad internacional le atacaba a él y a su “régimen”.
Antes de hablar de “regular”, hagan ustedes un ejercicio de introspección; creo que les vendrá bien y/o vean la fantástica película “buenas noches, y buena suerte", bien dirigida por George Clooney.
Es cierto también que todos tenemos algún esqueleto en el armario. No hay ángeles. Yo tampoco lo soy.
Así que aquellas personas que vayan o quieran acceder a un cargo público, también deberían pensar qué pasaría si trascendiera su “incorrecto proceder” del pasado, sobre todo si han intentado engañar al erario público. Eso está muy mal visto.
Para cerrar este modesto diario personal que me permite el artículo 20 de la Constitución, un asunto que me ha llamado la atención. No vi el pleno del jueves y no sé qué argumentaron los grupos sobre la moción de Ciudadanos para emprender una consulta popular no vinculante, con el fin de ver qué pensamos sobre modificar las fechas de las Fiestas de Moros y Cristianos. A ver, no nos pongamos Linitul antes de sufrir la quemadura. Interpreto que se trataría de pulsar la opinión de los vecinos. Ciudadanos y Ganemos, a favor; nada que objetar. El PP, abstención. “Ni pa ti ni pa mi”. Pero nada que objetar. En contra I.I. Nada que objetar. El PSOE, también en contra. ¿El PSOE? Pues sí, me resulta chocante, cuanto menos. Recuerdo que mientras gobernaron no hubo forma de modificar el itinerario del desfile de La Enhorabuena. Llegó Mollá en 2011 y lo cambió. Aunque sólo fuera por llevar la contraria.
Si me preguntaran a mí, tengo mi opinión: que coincida como este año. Es decir, la Entrada jueves, la traída el viernes, el día de la Virgen el sábado, la Enhorabuena el domingo y la bajada el lunes. El criterio sería que el día de la Virgen coincida con el primer sábado de septiembre. Ahí lo dejo.


martes, 25 de septiembre de 2018

La calle de Evaristo

Que rotulen una calle con tu nombre en vida debe ser una verdadera satisfacción. En este y en cualquier pueblo. Hoy traigo una imagen-denuncia sobre el lamentable estado del rótulo de la calle Poeta Evaristo Bañón. El nombre del instituto también se puede apreciar que no existe. Y lleva al nombre de otros ilustrísimo paisano: Rafael Requena.

Espero que alguien caiga en la cuenta y lo renueven. Siempre recordaré de Evaristo su bondad, su cultura, su maestría manejando versos y prosa, y su dedicación en cuerpo y alma a las Fiestas de Moros y Cristianos, ya que era un gran devoto de la Virgen de Gracia. Los que tuvimos la suerte de conocerle podemos afirmar que era un BUEN HOMBRE. Recuerdo la alegría que se llevó cuando le conocí y le dije de quién era nieto y quién era mi padre.
La iniciativa de dedicar una calle a Evaristo surgió en una junta directiva de la Asociación de Comparas; otro festero de larga tradición, (también desaparecido), Miguel Requena Solera, fue quien lo planteó. El estado de salud de Evaristo era ya irreversible y se convino en pedirlo mientras todavía estaba vivo para que supiera que su pueblo le iba a expresar su cariño permanente de esa manera. El entonces alcalde, Vicente Sánchez Mira, acogió la iniciativa de buen grado y el ayuntamiento fijó esa calle que conecta la avenida Virgen de Gracia y Atleta Amorós, y en cuyo la lateral está el instituto que se había inaugurado hacía poco tiempo. El sitio es muy adecuado ya que así, los jóvenes estudiantes del presente y del futuro se preguntarían quién era Evaristo Bañón. Esta fue la noticia que recogieron los periódicos.
Recuerdo que la mañana era desapacible; el típico día de finales de marzo o primeros de abril con viento y muchas nubes. El sistema ideado para descubrir la placa falló. El adhesivo de la cinta se adhirió con demasiada fuerza y tras un momento en el que nadie sabía lo que hacer, el entonces presidente de la Asociación de Comparsas, Manuel Bañón, no dudo en encaramarse al poste y quitar la bandera de España que cubría el rótulo. 
Después fuimos a su casa para darle la noticia y mostrarle el nombramiento de socio de honor de la Asociación de Comparsas. Posteriormente, se le rindió un cálido homenaje en el que su familia recibió el escudo de oro de la Villa.
Semanas después falleció. Me quedan muchos recuerdos gratos de Evaristo. Sus poesías, sus escritos y, sobre todo, su extraordinaria labor investigadora sobre nuestras fiestas. Para ello escudriñó con milimétrico detalle los archivos de la ermita de la Virgen de Gracia y de la parroquia de Santa Catalina. Durante décadas pudimos leer muchos de sus trabajos en la revista de fiestas, en la que también firmaba con el seudónimo de Jaime de Albert. Sus publicaciones nos enriquecieron muchísimo a todos los amantes de las fiestas y de la historia de nuestro pueblo. De vez en cuando tengo la sana manía de revisar programas fiestas desde los años 80 hacia atrás y, la verdad, te encuentras con grandísimas aportaciones. Evaristo se merece que el nombre de su calle vuelva a lucir como el primer día.

viernes, 21 de septiembre de 2018

La avioneta

Que cada uno crea lo que quiera. Para eso España es un país libre. Yo como aficionado a las ciencias y que me apoyo en pruebas empíricas, diré que los instrumentos de toda la vida no engañan. Durante esa sucesión de fenómenos tormentosos que nos han rodeado, en ningún momento mi higrómetro ha alcanzado el 80% de humedad relativa. Para que en Caudete llueva de forma generosa, la presión tiene que ser baja y, por tanto, debe superar ese valor de humedad relativa. Nos interesa que llueva mucho (como así ha ocurrido) entre Almansa y la Sierra de Santa Bárbara. Estas precipitaciones acaban llegando a los pozos subterráneos de los que, después, bebemos y regamos. ¿Que no ha llovido generosamente en el resto del término? Vale, pero, quizá, es que no nos tocaba. Me preocupa más el tiempo (cronológico) que hace que no se forman estos clásicos temporales de Levante que duran de tres a cuatro días, donde en el Cabo de la Nao y en La Safor acumulan 400 o 500 litros por metro cuadrado y aquí podemos recibir 80 o 90. Eso sí me preocupa más. ¿Se puede producir este otoño? Si hay condiciones sí. Aunque algunas televisiones, en esa maldita moda de montar espectáculo y no informar seriamente, hablen de que el mar Mediterráneo está muy caliente y "eso añade combustible".
Sí, el mar está más caliente de lo habitual y es un factor que hay que tener encuenta. Pero no "añadamos combustible". Seriedad, por Dios.

Por el hecho de ser mujer

     Pues sí, este concepto “por el hecho de ser mujer”, es la agravante tenida en cuenta por el juez para elevar a 24 años de cárcel la con...