miércoles, 13 de junio de 2018

Seré breve

Tanto criticar a Piqué y ahora resulta que la gran desestabilizadora de la selección española vuelve a ser la caverna blanca. Tranquilo Don Florentino; tendrá usted a su entrenador trabajando en sus megafichajes muy pronto. Puede que allá para octavos de final. (Y ojalá me equivoque). Quien tenga a mano el diario El Mundo, le sugiero que lea la columna de David Gistau, o el artículo titulado "Ni un Mundial en paz" de Eduardo J. Castelao en la misma página. La constatación de que no es un hecho aislado. Cada vez que hay una cita importante para España hay alguien, más desde Castilla que desde Cataluña, que se encarga de echar abono orgánico (mierda) para sembrar malestar.   

lunes, 11 de junio de 2018

Gobiernos multicolor.

     Me gusta ver en uno de los canales temáticos de la tele un programa llamado “el encantador de gatos”, al estilo de “el encantador de perros”. En un capítulo, el experto asesoró a una pareja con el fin de introducir correctamente un segundo minino en su casa para evitar conflictos con el gato residente.  
    Habían adoptado un gatito con una pata delantera amputada (posiblemente por un atropello). El felino se desenvolvía con una soltura increíble, apoyándose en sus tres patitas.
     Hablando de patas y puntos de apoyo, estoy comprobando que los gobiernos de tres patas (llámese también tripartito) que se formaron en 2015 están resquebrajándose como una canoa de cartón. El caso del ayuntamiento de Alicante es un claro ejemplo de que lo que empieza regular acaba mal.
     Ha hecho bien Pedro Sánchez en formar un gobierno monocolor. La política es muy compleja pero si, al menos, tienes gente a tu lado que comparte sus planteamientos, siempre es mejor que tener que lidiar con personas de otros partidos, con el riesgo de que sean de esas que sólo ven o blanco o negro sin tener en cuenta la escala de grises. Lo he visto una y otra vez.
     La llegada de Sánchez al sillón de La Moncloa me ha recordado en cierto modo a la famosa noche electoral que vivimos en Caudete en mayo de 1991 cuando Vicente Lillo perdió la mayoría absoluta.
    Mientras en la sede socialista le gritaban a Vicente Sánchez Mira “alcalde, alcalde, alcalde”, una persona cercana al PSOE nos decía a dos corresponsales de prensa: “reflexión; ahora, mucha reflexión”. No creo que se moleste si le nombro; era Pedro Conejero Gandía. 
    Después vino el voto del odio y de la venganza hacia Vicente Lillo. El tránsfuga del PP Juan García Bañón (por su propia cuenta) y el concejal del CDS, Antonio Requena Solera, (por mandato de su partido) dieron su voto a Sánchez Mira en la sesión de investidura. 
   Pero, al final, aquello acabó como tenía que acabar; es decir, mal. Sencillamente no era el momento del PSOE. Vicente Sánchez Mira supo esperar y lo tuvo después: tres mandatos con mayoría absoluta. Ese sí fue su momento.
  La sentencia de la Gürtel, en efecto, ha tenido un efecto 
demoledor a lo que yo sumo otro golpe tremendo para el PP: la detención de Eduardo Zaplana y, con él, la constatación de que había montada una verdadera estrategia de saqueo de las arcas públicas en toda la Comunidad Valenciana, en beneficio de unos cuantos. Cuesta aceptar pero las piezas van encajando. ¿Estaba justificada la moción de censura? Yo creo que no. Pero sí ha servido para aflorar ese voto del resentimiento hacia Rajoy desde la derecha más extrema y supremacista hasta la izquierda más antisistema.
   Creo que Pedro Sánchez ha llegado a La Moncloa sin ser su momento y con 80 escaños menos que los que tuvo Zapatero en 2004 va a tener que estar muy atento. Las trampas, esas que no se ven, esas que están disimuladas entre la maleza no se las pondrá la derecha. Vendrán desde su izquierda.
   Ya se lo dijo un político a otro de distintos partido. “Yo no soy su enemigo, soy su adversario. El enemigo lo tiene usted ahí al lado”. Apunta, Pedro. Como pasa en las películas de guerra, mira al frente pero también al suelo. 
   Ya por último hago un ruego desesperado al PP para que no bloquee sus propios presupuestos. Sería una postura tremendamente pueril.
 

lunes, 4 de junio de 2018

Agua bendita


Estas dos capturas del radar, entre la 01:30 y las 04:30 de la madrugada...


...nos hablan de la intensidad de la tormenta habida en la madrugada del sábado al domingo. El registro de los pluviómetros es muy bueno; más de 40 litros por metro cuadrado en más de tres hora está muy bien. Para el campo, una bendición que decimos los aficionados y profesionales. Si como dicen los modelos meteorológicos vamos a tener una primera quincena de junio algo inestable, no va ser necesario poner el goteo hasta final de mes. Los inconvenientes son los de siempre; el Camino del Lentisco ha sufrido arrastres y está bastante irregular. Es algo que no tiene remedio ya que es la continuación de la Rambla del Paraíso. Al regreso de mi terrenito me decidí a ir al lugar donde el lunes pasado se colocó la “primera piedra” de la A-33 en su tramo de Caudete y me encontré con estas lagunas en el camino de servicio.




¿Sabía alguien que esto ocurre cuando se dan estas tormentas? Cuánto tiempo tiene la carretera, ¿20 años? O nadie se ha dado cuenta o nadie se ha quejado y nadie lo ha notificado. No entiendo nada de obras; pero hay algo en esa construcción que no está bien resuelto porque los aliviaderos no han funcionado y el talud ha hecho de dique. ¿De quién es la competencia? ¿Ministerio, ayuntamiento? Ya que se va a construir la otra calzada para la autovía sería interesante que esto se resolviera. El fin de semana pude ver en la tele el “acto”. Esto de las primeras piedras con su carpa y sus discursos era algo que le encantaba a Eduardo Zaplana y a su corte celestial. A lo largo de los años fui a muchas y, además envueltas en un halo casi de divinidad. Aunque luego algunas están criando moho y otras fueron un fiasco. En fin, para qué extenderme. Ya he dicho antes que no entiendo ni flores de obras. Por eso me pregunto por qué el tramo más complejo va a ser el último. El Yecla-Caudete será el más caro y el más complicado. Y ya veremos si se licita este año. Lo peor de un cambio de gobierno es que además del ministro cambia lo que se llama el “segundo escalón”. Cambia el secretario de estado, el subsecretario, el director general, el delegado, el subdelegado… El motor está en marcha pero en punto muerto. Ahí, la decisión política va a ser trascendental. Los diputados del PSOE en el congreso por Albacete y Murcia son los que ahora deben estar vigilantes para que este proceso no se pare.
También me pareció muy bien que el concejal del PSOE Enrique Pagán reivindicara que fue el gobierno de Zapatero el que empezó el tramo de autovía desde Blanca. Vale. Pero también habría que recordar que fue el Sr. Blanco (Don José) quien paralizó el tramo entre el cruce de la A-31 y Fuente la Higuera. ¿El pretexto? La crisis. Después la indultó pero sin apenas actividad durante cinco largos años. Lo que se iba a terminar en 2012…



El fin del infierno del paso por Fuente la Higuera se produjo el verano pasado. El tramo que nos afecta está adjudicado. Lo que ignoro son las condiciones del contrato. Si es pago a fin de obra o pagos por anualidades. En este último caso, si este año no hay presupuestos del Estado no sé si veremos las máquinas. Sólo quiero que las cuentas públicas de 2018 entren en vigor por dos razones: para que estas obras no se paren y para que mi madre cobre un poco más de pensión.


Por el hecho de ser mujer

     Pues sí, este concepto “por el hecho de ser mujer”, es la agravante tenida en cuenta por el juez para elevar a 24 años de cárcel la con...