jueves, 6 de diciembre de 2018

¿Se repite la historia?

   Buena se ha armado, buena. Yo tampoco pensaba que la extrema derecha, la ultraderecha, o como quiera que se llame podría llegar a dar un golpe en la mesa tan contundente. 
   Creía que el fenómeno se quedaría en los países germánicos y, como máximo, en Francia e Italia. Pero no, el populismo también llega desde el otro lado del espectro político.
    He escuchado a Errejón decir una de las pocas cosas coherentes de la saltarina izquierda revolucionaria (más próxima al anarquismo que a la moderación). Miremos hacia adentro. Sí, háganse una tomografía axial computerizada y, quizá, vean que el problema está en ustedes mismos y no fuera.
    Creo además, que Susana Díaz habrá aprendido la lección; si mentas continuamente al diablo puede que, al final, se manifieste. Cuidado con lo que deseas, no sea que se cumpla.
    Este país es muy dado a los extremismos; o todo blanco o todo negro. No hay escala de grises. Pero voy a demostrar que sí hay gente que puede tener pensamientos que para otros serían contradictorios. Me pongo como ejemplo.
-La gestión en Sanidad, Educación y Medio Ambiente deben volver al Estado.
 ¿De qué color soy?
-La religión debe salir de los colegios públicos y el Estado 
 ser realmente laico. Es decir, ninguna relación con
 confesión religiosa alguna.  
¿De qué color soy?
-Defiendo la unidad de España, su bandera y su himno.
¿De qué color soy?
-Defiendo los derechos civiles del colectivo LGTBI y la no
 marginación de nadie por la condición tenga, cómo piense
 o cómo sea.
-¿De qué color soy?
Podría seguir.
   La reacción de 400.000 votantes que fueron a las urnas con la papeleta de Vox responde a una acción previa, como podría explicar la 3ª Ley de Newton, que viene a decir que toda acción genera una reacción igual y opuesta. 
   Voy a citar un texto del libro "la II Guerra Mundial contada para escépticos de Juan Eslava Galán: "el partido nazi creció como la espuma a la sombra de la depresión que acarreó la crisis económica entre 1929 y 1932 cuando millones de trabajadores se quedaron sin empleo, los bancos quebraron y el gobierno colapsó. En ese ambiente propicio medraron los partidos extremistas, el comunista y el nazi".
    Otro dato que viene en ese libro: en las elecciones federales alemanas de 1928, el partido de Hitler sólo obtuvo el 2,6% de los votos. En las federales de 1933, se alzó con el 44% de los apoyos. ¿La historia se repite? ¿Volvemos a los años 20 y 30 del siglo pasado?
    El semáforo ya está en precaución. Espero que nunca sale al rojo.
   Uno de mis pocos vicios es guardar cosas en carpetas, en cajas o cajones. Y tiene ciertas ventajas. Precisamente, hace unos días encontré un recorte que me guardé del diario El Mundo del 30 de octubre de 2005. Es una reflexión de Jesús Cacho, y tras leerla, sobre todo la última parte, veo que nada ha cambiado. Bueno, sí. Esto es peor respecto a la talla de nuestros políticos. Si antes había dos o tres malos, malos, malos, ahora hay el doble. Hace 13 años, Jesús Cacho ya mostraba su preocupación por lo mismo que yo intento explicar. No es una coincidencia. Leedlo si tenéis a bien:

¿Qué os parece?
¿Tenemos un país más habitable? Rotundamente, no
¿Menos corrupto? Creo que va a ser que no. 
¿Más abierto? Pues no. Mentalmente, en muchas cosas seguimos en la Edad Media.
¿Separación entre lo público y lo privado? UFFFF
Y el último deseo de Jesús Cacho, pues…
    Publicado, repito, el 30 de octubre de 2005. Mandaba Zapatero y estábamos en la Champions League de la economía. ¿Dónde estamos hoy?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Se repite la historia?

   Buena se ha armado, buena. Yo tampoco pensaba que la extrema derecha, la ultraderecha, o como quiera que se llame podría llegar a dar un...